Monitorización del confort en barrios vulnerables

El objetivo del proyecto es evaluar el grado de confort actual y previo a la rehabilitación energética de las viviendas construidas entre la postguerra y 1979 en los barrios obreros de Madrid.

Un modelo de construcción en el que no se han tenido en cuenta aspectos energéticos o de accesibilidad y que actualmente cuentan ya con ocupantes de segunda generación.

Familias sufren graves problemas para alcanzar un mínimo nivel de confort y que destinan importantes cantidades económicas al pago de sus facturas energéticas cayendo muchas veces en situaciones de pobreza energéticas derivada de la propia edificación en lugar de su comportamiento.

El proyecto trata de analizar el estado actual de las áreas vulnerables en Madrid, y proponer criterios de actuación para la mejora de la salud,  habitabilidad y de la eficiencia energética.

El proyecto está coordinado y dirigido por el Instituto Torroja, parte activa del CSIC en materia de construcción y rehabilitación. El responsable del proyecto es Ignacio Oteiza Dr. Arq y dentro de su equipo está Fernando de Frutos, Carmen Alonso y Fernando Martín Consuegra.

Stechome, participa como experto en sistemas de monitorización y gestión de procesos vinculados a la rehabilitación integrando equipos, datos y plataformas, convirtiéndose en el eje transversal del proyecto.

En este caso hablamos de familias que no son capaces de alcanzar un mínimo nivel de confort independientemente de que hayan incorporado sistemas de calefacción individual, radiadores eléctricos o equipos de aire acondicionado para el verano. Viviendas que sufren directamente las condiciones climáticas extremas que se dan en la comunidad de Madrid donde los veranos son extremadamente calurosos y los inviernos fríos y secos.

Dentro del proyecto y específicamente en cada vivienda, se están monitorizando más de 20 viviendas distribuidas en 5 barrios obreros del extrarradio de Madrid como Hortaleza, Usera o Villaverde y se está realizando un seguimiento a tiempo real de los siguiente equipamientos:

  • Consumo de gas natural destinado a la calefacción y el ACS
  • Temperatura y humedad de la habitación principal
  • Temperatura y humedad del salón
  • Niveles de CO2
  • Consumo eléctrico general
  • Consumo eléctrico de sistemas de climatización / calefacción

Paralelamente se ha realizado un estudio del comportamiento energético de las familias con el fin de conocer su grado de relación con la energía, su preocupación, sus equipamientos y sus hábitos de uso. Igualmente se han analizado los históricos de consumo tanto electricos como de gas natural de los últimos 24 meses y su relación con las temperaturas y humedad exteriores.

Todos los datos son registrados cada 10 minutos y enviados mediante un sistema de transmisión de datos donde son tratados en una BBDD inteligente que los ordena, historiza y supervisa para ser tratados posteriormente en una plataforma web que gráficamente muestra el comportamiento de todos los parámetros.

El proyecto tiene una duración estimada de dos años y servirá para definir cuáles son las mejores soluciones técnicas para mejorar la calidad de vida de estas familias y garantizar el máximo confort al menor precio.

Se puede supervisar el desarrollo del proyecto a través de la siguiente página web del proyecto gestionada por el grupo técnico de trabajo del CSIC.  https://proyectohabitares.ietcc.csic.es/

 

Comparte esta entrada