Concurso de Buenas Prácticas en Materia de Vivienda (Principado de Asturias)

Stechome, de la mano de la empresa asturiana Proyectos Posada capitaneada por Carlos Celorio acaba de ser finalista de la tercera edición de los premios de innovación te vivienda organizados por el Departamento de Vivienda del Principado de Asturias.

El Ayuntamiento de Oviedo ha ganado el III Concurso de Buenas Prácticas en Materia de Vivienda que promueve la Consejería de Derechos Sociales por su proyecto de intervención en el barrio de El Cascayu, que promueve la inclusión social a través de este medio en un barrio desfavorecido.

Como finalista ha quedado el Ayuntamiento de Avilés por la rehabilitación de las viviendas de maestros en el barrio de La Luz, que engloba su reforma, eficiencia energética, accesibilidad, facilidades para jóvenes, mejora del barrio, coordinación con empleo y concurso de diseño arquitectónico

El tercer puesto ha sido para la iniciativa de la empresa Posada Proyectos Empoderamiento energético en la vivienda pública del Principado de Asturias, que surgió a partir del análisis de la necesidad de un nuevo modelo de gestión de los consumos en las viviendas públicas y de un incremento del ahorro energético de sus inquilinos.

La entrega de los cuadros acreditativos a los galardonados se celebrará en el primer trimestre de 2020 en Oviedo con la celebración de unas jornadas de análisis, en las que se repasarán las quince candidaturas que han participado en los tres años que cumple este concurso con el que se pretende reconocer experiencias que se desarrollan en el Principado y que pueden ser exportadas a otros territorios.

El proyecto desarrollado por Stechome-Asturias tiene por objetivo impulsar el empoderamiento energético de 54 familias que comparten diferentes servicios energeticos dentro de un edificio alquiler público.

En el edificio y a lo largo de los próximos años, se van a ir desarrollando diferentes iniciativas que permitirán a las familias reducir la demanda energética y su factura implantando herramientas y metodologías que les ayuden a relacionarse de una manera más eficaz con la energía. Se implantará un sistema de autogestión energética donde los vecinos mediante recargas energéticas pueden visualizar a  tiempo real el impacto económico de su confort y del mismo modo , a través de su smartphone, pueden compararse con otros usuarios y perfiles similares vigilando las tarifas eléctricas de su vivienda.

En otras viviendas del edificio se procederá a leer los contadores manualmente pero con una menor periodicidad y se facilitará a los vecinos, recibos informativos que les ayuden a conocer con más asiduidad el coste de su energía. Del mismo modo, se van a instalar en las viviendas sondas de temperatura y humedad que permitirán conocer el grado de confort qué son capaces de alcanzar con el objetivo de buscar fórmulas que permitan optimizar al máximo el rendimiento del edificio.

Se trata de un proyecto pionero en el Principado y que cuenta con el respaldo de VIPASA, la entidad pública de gestión de vivienda de alquiler, donde paralelamente se trabajará con esta institución una serie de acciones para intentar reducir y optimizar al máximo el coste de explotación del edificio intentando reducir las tarifas y costes que tienen que pagar las familias.

A nivel general se esta vigilando el consumo general de gas y el consumo de electricidad de la sala de calderas lo que permitirá tener una imagen a tiempo real del comportamiento global de la instalación.

Este proyecto será la semilla para una transformación en el modelo de gestión energética del Principado con el objetivo de  garantizar la eliminación de la pobreza energética.

Con este proyecto ya son varias las instituciones públicas que están confiando en Stechome y en su proceso de auto gestión energética para facilitar a los inquilinos del parque de vivienda ,herramientas  que les permitan ampliar su nivel de empoderamiento frente a la energía.

Comparte esta entrada