STECHOME ✔️ Tecnología para la eficiencia energética

Cuenta Bancaria energética

Una de las fórmulas más efectivas y sencillas para gestionar eficazmente el balance económico de un sistema centralizado de calefacción y/o ACS es la separación económica de los gastos comunes.  Donde está escrito que hay que tener una sola cuenta bancaria? Que sucede cuando en la misma cuenta llegan los ingresos o devoluciones de un vecino? 

Desde hace muchos años, Stechome implanta en las comunidades y de la mano de los administradores de fincas una cuenta bancaria exclusivamente destinada a los ingresos y gastos relacionados con el sistema. A esta cuenta llegan los cargos del gas o gasóleo, de la electricidad, del mantenimiento, del servicio de gestión y de la telefonía si existe. Por otro lado los vecinos individualmente ingresan sus cuotas exclusivamente de los temas energéticos tanto de kwh de calefacción como de m3 de agua o por los conceptos de disponibilidad.

Disponer de una cuenta bancaria exclusiva permite detectar inmediatamente si las tarifas que se aplican son las adecuadas, si hay morosos o si el rendimiento de horarios o consignas son las adecuadas. Del mismo modo permite controlar detalladamente la repercusión de la energía en el confort de las familias y garantizar el máximo servicio al menor coste.

“La apertura de una cuenta energética es una operación sin coste y permite mejorar la gestión de manera significativa. En muchas comunidades se ha pasado en menos de un año de situaciones en negativo a reducir las cuotas a los vecinos.” Según Luis Mª – Gerente y resp. De proyecto de Stechome.

Habitualmente solo existe una cuenta bancaria donde se centralizan todos los ingresos y gasto. Una cuenta donde se mezclan conceptos, importes y se utiliza el dinero del buen vecino para soportar la mala fe del moroso.

La implantación de esta cuenta energética es el primer paso para poner barreras a los morosos y vecinos aprovechados y es la base para una gestión eficaz. Es un sencillo paso en el modelo de gestión totalmente independiente y permite tener claridad sobre el impacto de la energía en una comunidad de propietarios.

Stechome, actúa de manera coordinada con el administrador de fincas supervisando esa cuenta y lanzando las domiciliaciones individuales así como reclamando las devoluciones particulares. Se establecen alarmas entre ingresos y gastos y son los propietarios los que deben decidir los pasos a seguir para reducir cuotas, mejorar servicio o iniciar otros procesos legales frente a los insolidarios.

Tener datos claros e individualizados facilita la gestión y reduce notablemente los conflictos en las comunidades de propietarios. El proceso de repartos energéticos es notablemente sencillo y económico con estas fórmulas.

Stechome cuenta con un sistema informativo vinculado a cualquier entidad bancaria y cualquier sistema de repartos que permite una gestión económica eficaz y eficiente a un coste realmente bajo.