STECHOME ✔️ Tecnología para la eficiencia energética

El cambio energético en nuestras manos

Apostando por una verdadera transición energética, Stechome quiere impulsar un cambio en la manera de relacionarse con la energía y con los diferentes agentes del mercado. «El cambio energético esta en nuestras manos». Luis Mª Sánchez 

Hace unos días de la mano de ESEFICIENCIA, el principal medio de comunicación sobre la eficiencia energética, Luis Mª Sánchez, Resp. de proyectos y gerente de Stechome, desgranaba los principales retos a corto, medio y largo plazo para el mercado energético. Os invitamos a leer la entrevista:

ESEFICIENCIA: Como experto en la materia y en el contexto actual, ¿cuál es la importancia de medir, monitorizar y gestionar la eficiencia energética? ¿Qué ventajas aporta el control de los datos?

Luis M. Sánchez: La monitorización es la única herramienta para hacer tangible la energía, el ahorro o el confort. Hasta ahora el mercado ha tratado de ocultar o no facilitar la información, pero la tecnología ha pasado por encima de estos intereses. Sin información no se puede actuar o tomar decisiones y tener datos en tiempo real permite evaluar, diseñar y verificar el comportamiento de cualquier instalación.

La tecnología está permitiendo hacer muchas cosas y de una manera económica. Está constatado que simplemente con medir se ahorra en torno a un 10% o un 15%, del mismo modo que la monitorización echa por tierra la mayoría de las simulaciones. Los datos van a ser la moneda del futuro en todos los sentidos. La información energética en manos de los usuarios, sea del tipo que sea, es la única manera para cambiar realmente la manera de relacionarnos con la energía e impulsar el verdadero empoderamiento. 

ESEFICIENCIA: ¿Cuál es el principal objetivo de Stechome? ¿Qué soluciones y servicios ofrece, y cuáles son los más demandados? ¿Cómo marca vuestra compañía la diferencia en el sector y a qué tipo de clientes se dirige?

Luis M. Sánchez: Stechome es una empresa de servicios energéticos con una base 100% tecnológica, que viene desde el 2008 realizando proyectos de gestión energética en diferentes ámbitos, pero muy especialmente en el sector residencial y concretamente en las comunidades de propietarios. Nos hemos especializado en diseñar y realizar servicios para otras empresas del sector poniendo a su disposición soluciones informativas para la gestión de consumos, costes o confort y realizando soporte tecnológico para los sistemas de comunicación y la prestación de servicios de gestión energética como auditorías, repartos energéticos o incluso una innovadora fórmula de prepago energético.

Nos hemos especializado en ofrecer un soporte técnico, tecnológico y de servicios a empresas e instituciones que apuestan por una transformación del mercado energético y no cuentan con la estructura o conocimiento necesario para ello. Desde Stechome ponemos a su disposición nuestras herramientas, soluciones y, sobre todo, nuestra experiencia para generar negocios basados en el comportamiento y gestión de la energía.

Actualmente trabajamos para empresas instaladoras eléctricas, mantenedoras térmicas y empresas de servicios energéticos, así como con entidades de vivienda de alquiler donde la gestión del consumo y la morosidad tienen un alto impacto. Trabajamos con entidades públicas desarrollando proyectos de empoderamiento y acompañamiento energético a familias y apostamos muy fuerte por la gestión e integración del confort como aspecto fundamental para una verdadera transformación energética.

ESEFICIENCIA: Proyectos de monitorización de consumos y costes energéticos, de calidad del aire, etc. ¿Cuáles son los principales proyectos que Stechome está llevando a cabo en la actualidad? ¿Qué otros proyectos tenéis previsto llevar a cabo?

Luis M. Sánchez: Nuestro abanico es amplio y variado. Venimos desarrollando implantaciones integrales en edificios de vivienda pública destinada al alquiler estructurando soluciones para la lucha contra la pobreza energética y la brecha digital, estamos desarrollando soluciones vinculadas a la rehabilitación energética y los procesos de transformación de los edificios en EECN, y estamos desarrollando soluciones para dar respuesta a la generación de auditorías energéticas o la conectividad energética dentro de proyectos de regeneración urbana.

Tenemos por delante un gran escenario de oportunidades y estamos desarrollando soluciones en colaboración con socios y partners en muy diversos ámbitos, pero siempre aplicando el sentido común y basándonos en soluciones de mercado y 100% abiertas. Hay que darse cuenta de que tenemos por delante la electrificación, los procesos de rehabilitación y todo lo relacionado con las renovables. Hay un campo de trabajo «brutal» pero es fundamental hacerlo con profesionalidad.

ESEFICIENCIA: ¿Qué significado tiene la I+D+i para la compañía? ¿Podrías explicar los principales desarrollos llevados a cabo?

Luis M. Sánchez: Desde el nacimiento de Stechome, la innovación ha estado 100% presente. Nos hemos auto-obligado a innovar constantemente en servicios, soluciones y tecnologías. Tenemos que ser capaces de ofrecer al mercado las mejores soluciones al menor coste y conseguir el mayor confort con el menor consumo energético.

Disponemos de un departamento específico que está constantemente investigando productos y tecnologías para posteriormente diseñar servicios y herramientas que encajen en el mercado y en todos estos años la evolución tecnológica y el uso de la información han impulsado este ámbito.

Actualmente estamos con el reto de la digitalización del confort y la energía en el sector residencial, queremos que los edificios estén preparados para «usuarios inteligentes» y eso pasa por gestionar la información, conocer sistemas de comunicación y jugar con la información para optimizar los recursos al máximo.

Nuestros sistemas de recargas energéticas o prepago acompañado de los sistemas de información al usuario y su integración con el entorno de la vivienda es una revolución en todos los sentidos tanto para los inquilinos o la propiedad. En una vivienda que cuesta más de 200.000 euros lo más tecnológico que hay es el termostato. ¡Imagínate lo que nos queda!

ESEFICIENCIA: Partiendo de la necesidad de cambiar el modelo energético actual y reducir el número de familias en situación de pobreza energética, ¿cómo contribuye Stechome a generar una cultura de ahorro energético? ¿Crees que la sociedad está lo suficientemente concienciada sobre la importancia de la eficiencia energética?

Luis M. Sánchez: Directamente no. Queda mucho trabajo por hacer. Es fundamental informar, concienciar y en muchos casos acompañar a las familias en la toma de decisiones.

Desde Stechome venimos desarrollando desde hace muchos años servicios de consultoría y acompañamiento que pueden tener muchas derivadas técnicas o tecnológicas pero que buscan impulsar el empoderamiento de las familias e instituciones frente a la energía.

Informar en tiempo real de consumos y costes, realizar formaciones y campañas de educación energética y desarrollar sistemas sencillos para que el usuario tenga una experiencia «normal» y habitual con los aspectos energéticos.

Hay que incorporar soluciones para que los usuarios aprendan, tomen conciencia y actúen. Nosotros diseñamos las soluciones y nos encargamos de que se utilicen bien y generen el beneficio deseado. Donde se han implantado nuestras soluciones el cambio ha sido radical y eso es lo más satisfactorio.

ESEFICIENCIA: La rehabilitación, la digitalización y la eficiencia energética son grandes protagonistas del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España aprobado recientemente. Desde tu punto vista, ¿cómo podrían contribuir en el sector estos fondos de recuperación? 

Luis M. Sánchez: Creo que es uno de los elementos estratégicos y fundamentales. La digitalización de la energía es la herramienta para diseñar, evaluar, informar, formar y gestionar. Si no apostamos por la incorporación de soluciones de monitorización y sistemas de gestión basados en los datos estaremos actuando a ciegas y ya sabemos lo que pasa en esas situaciones.

Digitalizar un edificio o incorporar cualquier tipo de solución de monitorización del confort es realmente económico comparado con el beneficio que puede aportar, además genera puestos de trabajo especializados tanto para la ejecución tecnológica como para la posterior gestión energética de las instalaciones. Apostar por la digitalización es apostar por un mercado más robusto y eficiente.

¿Cómo vamos a medir el grado de reducción de emisiones o de confort después de una rehabilitación? ¿Nos lo inventamos? ¿Lo calculamos y nos la jugamos, o colocamos cuatro sondas y un contador inteligente que nos informe en tiempo real de lo que está pasando reduciendo el riesgo de cometer errores?

El verdadero cambio del mercado energético está en nuestras manos y con la digitalización lo tenemos a un golpe de clic.