STECHOME ✔️ Tecnología para la eficiencia energética

Tarifa regulada TUR comunidades calefacción central

Nueva tarifa regulada TUR para comunidades con calefacción central que quieren ahorrar hasta un -40% en sus facturas de gas natural

Por fin tenemos aquí una tarifa regulada para las comunidades de propietarios con sistemas centralizados de calefacción y agua caliente.

Una fórmula para intentar abaratar la factura energética en este tipo de comunidades que incorpora, por primera vez, la obligación de conseguir unos objetivos de ahorros y de implicar al propietario en una reducción efectiva del consumo.

Se acabó el derroche y el incumplimiento de las normativas energéticas.

Una nueva tarifa energética vinculada a una verdadera transformación energética a nivel comunitario e individual que premia el ahorro, el cumplimiento de las normativas y la eficiencia energética.

¿En qué consiste la nueva tarifa TUR?

Hasta ahora había dos tarifas de gas con enormes diferencias entre cada una:

  1. TUR (Tarifa de Último Recurso): esta tarifa ahora está en torno a los 6 céntimos €/kwh
  2. Mercado libre: en este caso, la mejor oferta en esta está entre 15 y 30 céntimos €/kwh

La diferencia es tan grande que las comunidades de propietarios están pidiendo poder acogerse a una TUR.

Para poder acogerse a esta tarifa más económica -según el Boletín Oficial del Estado- hay una limitación a 50.000 kwh/año.

Para que te hagas una idea, una familia media en España consume alrededor de 9.000 kwh/año.

De modo que hasta ahora no estaba accesible para muchas de las comunidades con calefacción central.

Viendo todo esto, el Gobierno ha creado una TUR especial para estas comunidades de propietarios que hasta el momento no han podido acogerse.

Esta nueva tarifa TUR se basa en tres importantes premisas:

  1. Una reducción del consumo sobre la media de los últimos cinco años

Esto supone que las comunidades de propietarios deben tomar medidas para reducir la demanda energética a través de optimizar sus sistemas, modificar horarios e involucrarse directamente en la máxima eficiencia de sus instalaciones.

  1. Monitorización y contabilización individualizada de sus consumos

Como segunda premisa, la nueva tarifa TUR sólo estará accesible para aquellas comunidades que hayan apostado por la monitorización y la contabilización individualizada de sus consumos de agua caliente o calefacción.

Para ello no hay más que seguir el Real Decreto 736/2020.

Este RD ya establecía las condiciones mínimas para la monitorización y la digitalización del consumo individualizado de este tipo de sistemas.

  1. Inspecciones de eficiencia energética

Contar con un resultado favorable a la inspección técnica de eficiencia energética establecida en el RITE y registrada en la delegación de industria correspondiente.

¿Hasta cuándo estará vigente esta tarifa regulada TUR?

Esta tarifa estará vigente inicialmente hasta el 31 de diciembre del 2023.

En esta fecha se evaluarán nuevamente las circunstancias del mercado y la actuación por parte de las comunidades de propietarios para una verdadera reducción de la demanda energética.

¿Qué beneficio tendrán las comunidades con sistemas centralizados de calefacción?

Aquellas comunidades de propietarios que cumplan con estas premisas podrán obtener hasta un 40% por ciento de descuento o de compensación sobre su factura, manteniendo su actual comercializadora y la actual situación de la contratación en el mercado liberalizado.

Trámites necesarios para acogerse a esta tarifa regulada

Los trámites para optar a estas ventajas pasan por que las comunidades hayan realizado en fecha y forma las inspecciones periódicas a sus instalaciones térmicas y las empresas comercializadoras de ultimo recurso habiliten los procesos para su correcta tramitación.

Los presidentes de las comunidades deberán emitir y entregar una solicitud y declaración jurada sobre las actuaciones realizadas.

¿Cómo implantar un sistema de monitorización y digitalización de consumos individuales?

Stechome apuesta desde hace muchos años por la monitorización y la digitalización de los consumos individuales.

También por el confort de las instalaciones centralizadas a nivel de comunidad propietarios.

Para ello cuenta con una plataforma y diferentes dispositivos que permiten la integración a tiempo real de cualquier tipo de consumo y comportamiento energético, ya esté vinculado al agua caliente o a la calefacción.

A través de esta plataforma y servicio se realizan y se integran las lecturas de los consumos de cada una de las viviendas y -aplicando aquellas tarifas energéticas acordadas- se genera un reparto y un recibo energético que es enviado a cada uno de los propietarios.

La cuenta energética y la morosidad

Otro de los elementos clave para la gestión eficaz y económica de un sistema centralizado en una comunidad de propietarios es la activación de una cuenta bancaria única y exclusivamente destinada a los servicios energéticos.

A través de esta cuenta se podrá controlar de una manera más clara los ingresos y los gastos vinculados a dicho servicio.

Esto permite una gestión más eficaz y transparente sobre el funcionamiento del sistema.

Recargas energéticas

Y como elemento para cortar de raíz la morosidad, las fórmulas mediante recargas energéticas permiten cerrar las puertas a los problemas de impago en comunidades con calefacción central.

Estos sistemas de recarga hacen posible que los propietarios dispongan de herramientas de información, que les permitan conocer a tiempo real lo que consumen y su coste.

Esto hace que aumente notablemente su grado de empoderamiento frente a la energía.

Otras medidas

Dentro de este paquete de medidas también se han incluido otras como un refuerzo del bono social.

Incluso otro bono intermedio para aquellas familias con ingresos inferiores a los 28.000 euros, que también podrán beneficiarse de algunas ventajas en las tarifas energéticas de su vivienda.

Esta es la página oficial del Gobierno donde puedes consultar todo lo referente al bono social: https://www.bonosocial.gob.es/

Igualmente se desarrollan también soluciones para impulsar el autoconsumo y las comunidades energéticas.

Un abanico de soluciones para todos los frentes que debería contribuir a reducir el impacto de la energía en la economía de las familias y los negocios.